La Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles anuncian tres comunicados oficiales con medidas preventivas para el COVID-19

imagen

Los comunicados del miércoles 11 de marzo de 2020 se refieren a cambios significativos al formato de la transmisión de la Conferencia General de este próximo abril, a las congregaciones grandes de miembros y al impacto en algunos centros de capacitación misional.


Una carta sobre cómo impactará el COVID-19 la conferencia general de abril de 2020

Las sesiones se transmitirán virtualmente. Los miembros no se reunirán el en Centro de Conferencias. En las áreas en dónde el COVID-19 esté activo, los miembros no se reunirán para ver la transmisión en los centros de estaca ni en los centros de reuniones.

“Estimados hermanos y hermanas:

“Estamos profundamente preocupados por la propagación global de la enfermedad causada por el COVID-19. Hemos consultado con líderes gubernamentales, eclesiásticos y líderes médicos mundiales, y hemos considerado después de mucha oración las circunstancias actuales. Deseamos ser buenos ciudadanos globales y hacer lo que podamos para controlar esta enfermedad contagiosa. Estamos muy agradecidos con los muchos que están trabajando incansablemente para abordar este riesgo para la salud. Oramos por ellos y por todos los que puedan estar sufriendo.

“Para ayudar a controlar este problema, sentimos que es sabio limitar la asistencia a la próxima Conferencia General de abril de 2020. Planeamos llevar a cabo las cinco sesiones de esta conferencia en el Centro de Conferencias. Las autoridades generales, oficiales generales y sus cónyuges, músicos, coros, técnicos y otros participarán según la asignación que recibieron. Sin embargo, las sesiones de la conferencia se van a distribuir alrededor del mundo únicamente a través de la tecnología. El público no será admitido en el Centro de Conferencias en la Ciudad de Lago Salado, ni en los centros de estaca, ni en centros de reuniones en áreas donde el contagio sea una preocupación. Las preguntas relacionadas con otras reuniones grandes de miembros de la Iglesia se responderán en anuncios separados.

“Vivimos en una era singular. El Señor nos ha bendecido con la tecnología y la capacidad de participar de los mensajes de los líderes de la Iglesia y recibirlos en todo lugar en el mundo. Esta conferencia especial conmemorará el bicentenario de la Primera Visión y la Restauración del Evangelio de Jesucristo en estos últimos días. 

“Invitamos a todos a continuar con su preparación para esta conferencia. Al hacerlo, seremos bendecidos con escuchar la palabra del Señor y participar en la experiencia de una conferencia general que no solo será memorable, sino inolvidable.

“Sinceramente,

La Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles

Una carta sobre el efecto del COVID-19 en las reuniones grandes de la Iglesia

imagen

Empezando el 16 de marzo del 2020, las reuniones grandes de la Iglesia se pospondrán en las áreas de Asia, Asia Norte, Europa, Europa Este, los Estados Unidos y Canadá

“Estimados hermanos y hermanas:

“Con el anuncio reciente que cambia la asistencia a la Conferencia General de abril de 2020, les brindamos los siguientes lineamientos relacionados con las reuniones grandes de miembros de la Iglesia.

“Después de considerar el consejo de los líderes gubernamentales, eclesiásticos y líderes de la salud alrededor del mundo y además nuestra propia reflexión acompañada de oración, pospondremos las conferencias de estaca y de liderazgo y otras reuniones grandes en las áreas de la Iglesia donde la enfermedad del COVID-19 presenta un desafio, incluyendo,

  • Asia
  • Asia Norte
  • Europa
  • Europa Este
  • Todas las áreas en los Estados Unidos y Canadá

“Estos ajustes temporales entrarán en vigencia a partir del 16 de marzo de 2020. En otras áreas del mundo, las reuniones grandes pueden continuar como siempre a menos que las Presidencias de Área, al sostener consejo con sus líderes, indiquen lo contrario.

“En relación con los servicios de adoración semanales, actividades y otras reuniones, los miembros deben seguir la guía de sus líderes locales, quienes recibirán dirección por medio de la forma acostumbrada.

“Mientras esta situación constantemente cambiante avance, daremos guía adicional relacionada con este tema. 

“Sinceramente,

La Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles

Una carta sobre el impacto del COVID-19 en los centros de capacitación misional de Provo, Utah, y de Preston, Inglaterra

imagen

Empezando el 16 de marzo del 2020, todos los misioneros asignados a los centros de capacitación misional de Provo, Utah, o Preston, Inglaterra, serán capacitados virtualmente por videoconferencia.

“Estimados hermanos y hermanas:

“El cuidado de la salud y la seguridad de nuestros misioneros y aquellos con quienes se reúnen es vital para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Hemos consultado con líderes mundiales gubernamentales, eclesiásticos y líderes médicos en relación con el esparcimiento del COVID-19. Hemos orado mucho al considerar esta circunstancia evolutiva y estamos tomando pasos adicionales en los centros de capacitación misional a fin de proteger a los misioneros y prevenir una posible propagación del virus.

“A partir del 16 de marzo, 2020, todos los misioneros que tenían fecha para ingresar a los centros de capacitación misional en Provo, Utah, o en Preston, Inglaterra, recibirán su entrenamiento de forma remota a través de video conferencia. Los otros centros de capacitación misional continuarán funcionando de manera regular, pero no recibirán misioneros de las regiones donde los oficiales gubernamentales están restringiendo las actividades. Los misioneros de esas áreas también recibirán su entrenamiento por video conferencia.

“Creemos que este programa de entrenamiento virtual temporal ayudará a preparar a los misioneros para el campo mientras minimiza los riesgos de esta enfermedad transmisible. 

“Cada misionero recibirá información específica relacionada sobre la duración del entrenamiento, los horarios y otros temas de logística al acercarse su fecha de inicio. Una vez que los misioneros finalicen su entrenamiento en línea, viajarán directamente a sus misiones asignadas.

“Continuaremos monitoreando de cerca cualquier desarrollo y haremos cualquier ajuste adicional que sea necesario.

“Amamos a nuestros misioneros y a sus familias y estamos agradecidos por su disposición de servir al Señor. Esperamos que puedan aprovechar esta experiencia única de entrenamiento para prepararse para un período maravilloso de servicio cristiano.

“Sinceramente,

La Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles

Información adicional: