Impresiones de los jóvenes en Centroamérica sobre el nuevo programa 2020

i
El nuevo programa Niños y Jóvenes ha causado una impresión positiva en los jóvenes del Área de Centroamérica.

“Realmente este programa es inspirado por el Señor para que niños y jóvenes vivamos de la manera correcta. A través de este programa, podemos ser mejores personas cada día”. —Kate P.


La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días anunció, a finales del 2019, un nuevo programa de metas para jóvenes a implementarse a partir de 2020. El nuevo programa, Niños y Jóvenes, descontinuaba los programas de Fe en Dios, Mi Deber a Dios y Mi Progreso Personal.

 

El programa incluye reconocimientos. Está diseñado para que los jóvenes centren su progreso en cuatro áreas: espiritual, física, social e intelectual. Se invita a los niños y jóvenes a buscar revelación personal, elegir sus propias metas, además de incentivar la activa guía de los padres.

 

Durante la transición, los líderes de la Iglesia han presentado el programa y han dado también instrucciones para líderes, padres e hijos, a través de transmisiones Cara a Cara.

 

A continuación, algunos jóvenes de toda el área de Centroamérica comparten sus impresiones al respecto.

 

Aarón C., Belice

i
Aarón C.

“Creo que estos cambios nos darán la inspiración y ayuda como jóvenes para ser mejores líderes en la Iglesia. Me siento privilegiado de poder ayudar a planificar actividades para los jóvenes de la rama. Este programa nos mantendrá más involucrados.

 

“Sé que estos cambios nos ayudarán a acercarnos al Salvador y nos darán el deseo de ser más como Él. Sé que somos parte de Su gran obra aquí en la tierra. Esta iniciativa es obra de Dios y fue reservada para este tiempo. Agradezco ser parte de todo esto y ser miembro de Su Iglesia”. —Aarón C.

 

Hilary L., Costa Rica

i
Hilary L.

“Me siento agradecida de vivir en esta época y ser parte de todos estos cambios para la juventud. Sin duda son inspirados y nos ayudarán a ser mejores personas, mejores líderes y prepararnos para el futuro. Como mujer joven me emocionan los nuevos emblemas y reconocimientos; me esforzaré para poder cumplir mis metas y poder ser más como Jesucristo es”. —Hilary L.

 

Camila H., El Salvador

i
Camila H.

“Mi tiempo en la Primaria me ha permitido fortalecer mis creencias, en especial, conocer a mi Salvador Jesucristo. Mi madre me ha enseñado que en Él debo confiar y que Él es la vía de regreso a nuestro Padre Celestial. Confío en que Jesucristo nos escucha; prueba de ello son estos ajustes en los programas de la juventud. Ahora que soy parte de las mujeres jóvenes, sé que mi testimonio aumentará como hija de un Padre Celestial que me ama. Los nuevos reconocimientos son geniales. En el nuevo programa, he hecho amigos para siempre”. —Camila H.

 

Ariel O., Nicaragua

i
Ariel O.

“El nuevo lema del Sacerdocio Aarónico me ha impresionado. Puedo reconocer el gran potencial que hay en mí al saber que soy un hijo amado de Dios. He visto que Él tiene una obra para mí. Sé que Él está presto a bendecirme si le soy obediente a Sus mandamientos. Sé que espera lo mejor de mí.

 

“También, al participar en este Cara a Cara, aprendí que como joven tendré la oportunidad de dirigir, de planear actividades recreativas edificantes y poder ayudar al recogimiento de Israel con la ayuda de este nuevo programa Niños y Jóvenes”. —Ariel O.

 

Kate P., Nicaragua

i
Kate P.

“Me parece muy bien el cambio que se está dando. Especialmente me gustó el mensaje que dio el presidente Russell M. Nelson de acercarnos más a nuestro Padre Celestial y a nuestros padres y líderes que nos rodean. Nos recordó que debemos buscar y tener gozo en nuestra vida al obedecer los mandamientos.

 

“Realmente este programa es inspirado por el Señor para que niños y jóvenes vivamos de la manera correcta. A través de este programa, podemos ser mejores personas cada día. Nos ayuda a fortalecer nuestra fe en el Padre Celestial y en Su Hijo Jesucristo”. —Kate P.

 

Emma R., Honduras

i
Emma R.

“Durante los últimos meses me he sorprendido mucho con los cambios que la Primera Presidencia ha hecho en los programas de hombres y mujeres jóvenes. El presidente Nelson ha dicho que somos la esperanza de Israel.

“Me gusta que podamos elegir nuestras metas espirituales, sociales, intelectuales y físicas. Establecerlas nos ayudará a desarrollar liderazgo, aumentar nuestras ganas de servir a los demás, dinamizar nuestro desarrollo personal y obtener un testimonio personal.

 

“Con el lema para el 2020, sé que nuestro Padre Celestial espera que cada joven tenga la determinación de ir y hacer Su voluntad. Yo estoy dispuesta a ir y hacer”. —Emma R.

 

Ramiro A., Nicaragua

i
Ramiro A.

“Al pensar en los ajustes a los programas para la juventud, pienso que debo ser un mejor poseedor del sacerdocio de Dios. El élder Quentin L. Cook dijo que todo esto se alinea con una escritura relacionada con la forma de gobernar la Iglesia que se dio a José Smith en 1835: ‘El obispado es la presidencia de este sacerdocio, y posee las llaves o autoridad de este’ (D. y C. 107:15). Para mí, esto significa que los hombres y mujeres jóvenes deben ser la más alta prioridad.

“Durante el Cara a Cara con el élder Gerrit W. Gong, el enfoque fue prepararnos para ser mejores hombres de Dios. En mi juventud he aprendido que, a pesar de las dificultades, Dios escucha nuestras oraciones, y estos ajustes son una respuesta a las súplicas que he hecho al cielo”. —Ramiro A.

 

Juseph E., Panamá

i
Juseph E.

“Me gustó mucho el Cara a Cara con el élder Gong y todos los cambios que se anunciaron. La forma de establecer metas en los aspectos social, físico, espiritual e intelectual hace que lleguemos a ser más semejantes a nuestro hermano mayor, Jesucristo, de una forma más personalizada. Me llena de mucha emoción e ilusión todo lo que viene mediante este programa. Sé que Dios nos ama e inspira estos cambios para animarnos. Esto me hace reflexionar en que si en verdad lo amamos, podremos ‘ir y hacer’ lo que Él nos manda”. —Juseph E.

 

En la guía introductoria para padres y líderes del programa Niños y Jóvenes, los miembros de la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles escribieron: “Los principios que se enseñan en esta iniciativa para niños y jóvenes representan una manera más elevada y santa de alentar a la nueva generación a seguir a Jesucristo y aplicar Su evangelio en todos los aspectos de su vida… Los amamos, confiamos en ustedes. Prometemos que nuestro Padre Celestial continuará bendiciéndolos y sosteniéndolos a medida que dirigen y guían a Sus hijos con fe” (véase “Guía introductoria para padres y líderes, Mensaje de la Primera Presidencia”).

 

Para más información visita: