Jóvenes liderando a jóvenes: una oportunidad sagrada para ministrar y elevar

i
Los jóvenes del barrio Caceres en Panamá, luego de una actividad de servicio antes de la Pandemia

“Tenemos confianza en que más hombres y mujeres jóvenes aceptarán el desafío y se mantendrán en el sendero de los convenios con este enfoque en nuestra juventud”

La Primera Presidencia Conoce la experiencia de los jóvenes del barrio Caceres, en Panamá

Dentro de los ajustes de la Iglesia de Jesucristo para este año 2020, la Primera Presidencia anuncio una nueva iniciativa para brindar “experiencias de crecimiento y aprendizaje centrados en el Evangelio a cada joven”. La nueva iniciativa para niños y jóvenes tiene como propósito ayudar a los jóvenes a fortalecer la fe en el Padre Celestial y en Su Hijo Jesucristo.

 

Dentro de estos ajustes a partir de enero 2020 las presidencias de hombres jóvenes a nivel barrio, permitiendo a los obispados poner mayor énfasis y atención a las responsabilidades del sacerdocio de los hombres jóvenes y ayudarlos en sus deberes del cuórum; así como dar una posición de liderazgo a cada joven.

 

La iniciativa en acción

 

El obispo Lucio Vargas del barrio Caceres de la Estaca Arraiján Panamá al iniciar este año 2020, tomo un énfasis particular en aplicar los cambios anunciados, para hacer la iniciativa posible una vez al mes reúne a los presidentes de cuórum del sacerdocio aarónico, la presidencia de clase de mujeres jóvenes, la presidenta de las mujeres jóvenes de barrio y en consejo deciden la mejor forma de ayudar a los jóvenes a descubrir su identidad, desarrollar habilidad y hallar maneras de servir a otros.

 

Jóvenes liderando a jóvenes

 

La reunión del mes de febrero fue dirigida por Hillary. Previamente habían decidido realizar una actividad al aire libre, debido a esto, antes del consejo cada joven se reunió con su cuórum o clase para llevar ideas que beneficiaran a todos. Hillary inicio preguntando por el lugar al que irían: en común acuerdo decidieron hacer una caminata al cerro Ancón en la ciudad de Panamá; inmediatamente Samuel y Ludwing se ofrecieron a planear las dinámicas para ese día. Armaron una agenda para la actividad y como consejo se pusieron la meta de invitar a jóvenes menos activos; 30 minutos después habían planeado toda la actividad; la hermana Banda presidenta de las mujeres jóvenes y el obispo Vargas fueron moderadores dando la oportunidad que los jóvenes ejercieran liderazgo.

 

Una semana después, 38 jóvenes participaron de la actividad planeada dentro de los cuales se hallaban 10 amigos y 2 menos activos; otros líderes del barrio apoyaron asistiendo con los jóvenes y la seguridad. Caminaron juntos a la cima del cerro, se ministraron los unos a los otros, jugaron, comieron y la actividad fue todo un éxito.

 

Ante las dificultades, la palabra clave es la adaptación:

 

Este año 2020 ha traído dificultades a nivel mundial; la pandemia del COVID-19 ha afectado la salud del mundo y las actividades diarias. Ante las medidas adoptadas por la Iglesia de Jesucristo se encuentra la de suspender las reuniones y actividades. Sin embargo, los líderes y jóvenes del barrio Caceres saben que las dificultades son momentos para mantenerse unidos, de esta manera usando las herramientas tecnológicas reciben seminario, se siguen reuniendo como cuórum, clases y consejo.

 

Ministrar más que una tarea, es un estilo de vida

 

Dubith B., Christy S., Cristopher D., Hebsi L., y Gabriel M. son algunos de los jóvenes del barrio Caceres; ellos reconocen que este no es un momento de permanecer tranquilos, sino de buscar maneras de apoyarse entre sí, la juventud del barrio Caceres sigue realizando actividades virtuales, por el momento no pueden caminar y jugar al aire libre pero trabajan en historia familiar indexando registros, cantan “Iré y Haré” y otras canciones de la juventud haciendo su propio karaoke virtual y se siguen ministrando.

 

Sentimiento de los jóvenes del barrio Caceres

 

Kimberly O.

“Ser parte de este consejo para la juventud, es una responsabilidad porque significa más que buscar una actividad que hacer, significa buscar maneras de fortalecer a las jóvenes que se me han confiado”.

 

Samuel B.

“Esta nueva iniciativa nos da flexibilidad para elegir nuestros planes, y nos ayuda a prepararnos para ser un misionero, esposo y padre; para ser más como Cristo”.

 

Ludwing O.

“Durante este año he tenido la oportunidad de invitar a un amigo menos activo a volver a la iglesia, fue especial poder ayudar a otro joven a venir de nuevo a Cristo”.

 

Estrella Banda

“Ser presidenta de mujeres jóvenes va más allá de una posición de liderazgo, significa ser una amiga de cada jovencita, y ayudarles a descubrir su potencial eterno. Al ministrarles aprendo de ellas, y puedo ayudarles a tomar mejores decisiones. Esta nueva iniciativa brinda la oportunidad de invitarles a actuar, y el resultado ha sido maravilloso”.

 

Seguir en la senda de los convenios

 

El obispo Vargas y sus consejeros, hacen posible a pesar de la distancia que el consejo de la juventud se efectué, en un momento tan crucial el mundo puede desviarlos así que como líderes “debemos ayudar a que los jóvenes se mantengan dignos y listos para progresar en la senda de los convenios”, no existe mejor manera de hacerlo que invitarlos a actuar. Los jóvenes son capaces de hacer cosas increíbles solo necesitan la guía y el amor para acompañarlos para que logren ser como Cristo es.