Recordando a nuestros antepasados  

i

Las relaciones de amor continuarán más allá de las puertas de la muerte... Los lazos familiares permanecen gracias a los sellamientos que efectuamos en el templo

Russell M. Nelson, “Las Puertas de la Muerte”, Conferencia General, abril 1992

Nuestros familiares fallecidos jamás desaparecen de nuestra memoria, yo recuerdo a mi madre todos los días, gracias a sus enseñanzas regresé a la Iglesia. Hace un año falleció mi esposo y mi mente se llena de recuerdos de él todos los días. En fechas como esta, junto con mis hijos, vamos al cementerio y pasamos una tarde recordando todos esos momentos que vivimos junto a él. 

 

Sé que las familias pueden ser eternas y estaremos juntos otra vez y que gracias a la expiación de Jesucristo todos resucitaremos con un cuerpo perfecto y sin dolor. Este conocimiento me fortalece cuando estoy triste. Cuando trabajamos en nuestra historia familiar y vamos al templo con nombres de nuestros seres amados les demostramos que aun los seguimos amando y que no los hemos olvidado. 

 

 Artículos relacionados: