Ven, Sígueme

    Me sentía sola, triste y deprimida, pero cuando decidí estudiar Ven, sígueme, todo cambió. Siento el amor de mi Salvador y mi vida está llena de luz.
    Queremos aprender más y llevarlo a nuestra vida diaria.
    “Ven, sígueme” es una amorosa invitación de nuestro Padre Celestial de hacer de nuestro hogar una casa de instrucción.
    Cuando se anunció el nuevo programa de 'Ven, sígueme', descubrí que tenía que planear cómo aplicar estos cambios en el llamamiento más importante de mi vida, ya que me convertiría en madre.
    El programa Ven, sígueme ayuda a que las familias se unan y aprendan juntas las enseñanzas del Salvador Jesucristo.
    Esta invitación surgió durante el devocional para parejas casadas de Centroamérica, el 4 de noviembre.
    El Presidente Russel M. Nelson anuncia que se realizarán ajustes al horario de la reunión del domingo en enero de 2019.