Yo también participé el día del ayuno mundial 

i
Daniel A., un niño de seis años comparte su experiencia acerca del ayuno mundial del pasado mes de abril de 2020.

Sé que con el ayuno puedo recibir bendiciones. Yo creo en las promesas de mi Padre Celestial.


Me siento muy feliz de ser miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días. Me encantó ayunar cuando el presidente Russell M. Nelson lo pidió.

 

El ayuno es muy sagrado. Cuando ayunamos podemos ayudar a otras personas que no tienen comida. Me gusta poder ayudar a otros. También sé que cuando ayuno, puedo pedirle al Señor algo que yo necesito y sé que Él me va a responder.

 

Muchas veces pienso en lo que pedimos ese día especial de ayuno. Mi familia y yo pedimos que la pandemia se detenga y que los enfermos puedan curarse.

 

También pedimos para que los doctores estén bien. Mis papás también me explicaron que ayunaríamos para que las personas puedan trabajar otra vez y que todo vuelva a ser como antes.

 

Cada día pienso y oro otra vez por las cosas que pedimos ese día. Yo quiero regresar a la escuela y seguir aprendiendo. Sé que mi Padre Celestial nos va a responder, porque muchos niños también ayunaron.

 

Nota:  El artículo fue realizado a partir de una entrevista por Geovany Arita, Páginas Locales de la Liahona.

 

Para más información

Lea los artículos relacionados en  centroamerica.laiglesiadejesucristo.org:

 

  • Laínez, Ada, “Los niños de comparten su testimonio del día de reposo”
  • Coronado, Elsa, y Ada Laínez, “Los niños y niñas de Centroamérica testifican del Libro de Mormón”
  • Russell M. Nelson, “Abrir los cielos para recibir ayuda”
  • “Unidos en ayuno y oración alrededor del mundo”