Devocional Cara a Cara para Adultos solteros mayores de 31 años

Ve de nuevo
Devocional Cara a Cara para Adultos solteros mayores de 31 años Ve de nuevo

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Como miembros de la Iglesia durante nuestra vida, siempre tenemos ejemplos de amor y dedicación. En cuanto a la obra vicaria mi mayor ejemplo ha sido mi madre Ana, sus sacrificios y testimonio me han ayudado a desarrollar amor por la obra de historia familiar.
“Padre es el título por el que nos referimos a Dios, qué honor que se nos llame igual que a nuestro Padre Eterno”.
“Cuando las hermanas nos visitan, siempre traen paz a nuestras almas y nos hacen sentir amadas”.
Desde un inicio, expresamos nuestro gran deseo de poder participar en la construcción del templo de la Iglesia en Honduras, especialmente porque Mauricio es arquitecto y el día llegó, 35 años después de nuestro bautismo.
Cuando nuestro amado profeta Russell M. Nelson, en la Conferencia General número 188, anunció un “nuevo equilibrio y conexión entre la instrucción del Evangelio en el hogar y en la Iglesia”, quizás no comprendíamos en ese momento la magnitud de ese grandioso ajuste.
“Siempre habrá personas con necesidades, y cada uno de nosotros puede hacer algo para ayudar a alguien…a menos que nos perdamos en dar servicio a los demás, nuestra propia vida tiene poco propósito” (“Thomas S. Monson, “¿Qué he hecho hoy por alguien?”, Liahona noviembre de 2009, pág. 85).
Al ejercer la fe y seguir la voz del Profeta, se pueden experimentar las tiernas misericordias del Salvador.
“El propósito de un maestro es ayudar a los jóvenes a entender y confiar en las enseñanzas y en la expiación de Jesucristo, a hacerse merecedores de las bendiciones del templo y a prepararse ellos mismos, a su familia y a los demás para la vida eterna con su Padre Celestial” - La enseñanza y el aprendizaje del Evangelio: Manual para maestros y líderes de Seminarios e Institutos de Religión, 2011.